Comando Cocina

GALLETAS SALADAS CON ESPECIAS

Estas galletas son el perfecto snack para una fiesta especial o una celebración. Se pueden acompañar de otros ingredientes que más adelante traeré pero además así solas están de vicio.

De momento solo las vas a encontrar en el blog porque es una receta propia.

Inspirada por la fotografía de una receta de una famosa revista que guardaba para hacer con una pinta espectacular.

Mi sorpresa cuando hice pruebas es que nada tenía que ver la receta con la apariencia de la foto y el sabor se quedaba muy por debajo de mis expectativas.

Así que me lié a sacar las galletas que tenía en mente, de masa fácil y pocos ingredientes con este toque especial que dan las especias que más te gusten.

Espero que si las haces, las disfrutes!

RECETA DE GALLETAS SALADAS CON ESPECIAS

INGREDIENTES

-250 g. de harina para bizcochos (es una harina preparada para repostería con gasificantes y bicarbonato sódico que actuan como leudantes)

-125 g. de mantequilla pomada (atemperada)

-8 g. de sal

-8 g. de azúcar

Las especias que tenga o que más te gusten:

Te cuento lo que tienes las de la foto:

-Ajo en polvo

-Pimentón dulce

-Cúrcuma

-Ajo y tomillo en polvo

-Pimienta rosa machacada y unas hojas de tomillo

-Y a algunas un poco de pimienta negra y tomillo seco

ELABORACIÓN

1.-En un bol, ponemos 125 g. de mantequilla en dados, que esté pomada, la he tenido a temperatura ambiente para poder trabajarla mejor.

2.-Con unas varillas de mano o eléctricas batimos hasta convertirla en una crema homogénea.

3.-Añadimos 8 gramos de sal y 8 gramos de azúcar que viene a ser 1 cucharadita colmada de cada uno de estos ingredientes. Mezclamos con la mantequilla.

4.-Una vez integrados empezamos a añadir 250 g. de harina para bizcochos tamizada, en 3 tandas.

Vamos agregando la siguiente cuando la anterior ya se haya integrado, es una harina que viene preparada para que las galletas queden tiernas y a la vez crujientes.

En esta segunda tanda si cogemos un poco de la masa, vemos que si la aplastamos con la mano se empieza a quedar .

Añadimos el resto de la harina, tamizamos e integramos y cuando ya no podamos más con la espátula, pasamos a amasar dentro del bol con las manos.

Vamos dando calor a la masa con las manos y así la mantequilla va absorbiendo a la harina y se va integrando mejor.

5.-Ya cuando vemos que hacemos una bola, y la masa va quedando homogénea, compactamos trozos grandes y los pasamos a la mesa de trabajo.

La amasamos por partes porque así nos va a resultar mucho más fácil.Las juntamos, hacemos un rulo.

6.-Otra forma muy fácil de hacer la masa: En un túrmix ponemos la harina, mantequilla, mejor si está a temperatura ambiente. La sal y el azúcar y trituramos. Que quede así como polvo o arena seca. Pero que si la cogemos y presionamos verás que se queda compacta.

Así que ya la tenemos lista. Quitamos las cuchillas y sin manchar otro recipiente, aquí mismo vamos cogiendo pequeñas porciones y compactándolas. Y después las unimos todas

7.-Ponemos la masa entre dos papeles vegetales de hornear y con el rodillo hacemos una plancha plana de 5 milímetros.

8.-Utilizo una boquilla de croquetas, podéis utilizar también de repostería porque son más pequeñas. Esta es de 35 milímetros de diámetro, 3,5 cm. para que queden unas pastas tipo snack , de bocado.

Vamos troquelando, las despegamos del papel, perfeccionamos los bordes y las vamos dejando sobre otro papel vegetal sobre la bandeja del .

9.-Tapamos para que no se sequen. Volvemos a aplanar la masa sobrante, que permite hacerlo las veces que se necesiten. Así hasta acabar con la masa.

Distribuimos aunque no hace falta espacio entre ellas porque prácticamente no crecen.

10.-Y ahora las especiamos con lo que tengamos o lo que más nos guste.

Os cuento lo que tienen las de las fotos:

Ajo en polvo, Pimentón dulce, Cúrcuma , Ajo y tomillo en polvo, Pimienta rosa machacada y unas hojas de tomillo y a algunas un poco de pimienta negra y tomillo seco.

Las incrustamos un poco más con cuidado de no aplastar la masa.

11.-Con el horno precalentado, horneamos a 180ºC, calor arriba a media altura durante 15 minutos (para que no se queme la base), cambiamos a calor arriba y abajo, en la misma altura y horneamos 5 minutos más. Así quedan blanquitas y con un leve dorado por los bordes.

Las dejamos enfríar sobre una rejilla y después las podemos guardar en un recipiente bien cerrado que aguantan varios días en perfecto estado.

Con estas cantides salen 56 galletitas aproximadamente de 35 milímetros de diámetro. 28 en cada hornada.

Ir a la barra de herramientas