211-10-tarta-de-queso-de-cabra-1080x1350

Hoy os traigo una tarta de queso de cabra, para mi hasta el momento, una de las mejores que he comido. Y he probado unas cuantas ya que es unos de mis postres favoritos, que pido siempre, cuando como fuera de casa.

Queda cremosa, es dulce y sabe ligeramente a queso de cabra.

De lo rica que es, como te puedes comer la tarta entera os comparto la versión mini, con la mitad de los ingredientes que suele tener una tarta de queso casera habitual .

Es importante deciros que es sin harina y está horneada.

Así que si os gusta el queso de cabra, quedaros a ver el vídeo que esta tarta creo que os va a encantar.

211-11-tarta-de-queso-de-cabra-1080x1350

RECETA DE TARTA DE QUESO DE CABRA

INGREDIENTES

      – 112 g. queso de cabra sin corteza (un rulo de 180 gr. de queso de cabra, al quitar la corteza quedan 112 g. aprox. )
      – 1 huevo (L)
      – 300 ml. nata para montar (35% mg.)
      – 100 ml. leche entera fresca
      – 200 g. leche condensada
      – 60 gr. azúcar

ELABORACIÓN

1.-Para esta receta utilizo queso de cabra de rulo, eliminamos los extremos y también la corteza. Para quitarla es más fácil si el queso está recién sacado del frigo, vamos que esté frío.

El rulo suele pesar unos 180g. que si le quitamos la corteza se queda en unos 112 o 114 g. que es lo que necesitamos para hacer esta tarta de queso de cabra.

Lo dejamos a temperatura ambiente para que se vaya ablandando y luego nos sea más fácil mezclarlo con el resto de los ingredientes.

La corteza no la tiro, la guardo para otras elaboraciones que traeré más adelante al blog. La puedes congelar.

2.- En un bol, echamos 1 huevo y lo batimos hasta espumar.

3.-Después añadimos 300 ml. de nata para montar, con 35 % de materia grasa como mínimo, y batimos

4.-Una vez que ha cogido cuerpo la crema, que la veáis más densa, entonces añadimos 100 ml de leche entera si es fresca mejor. Batimos hasta que quede todo bien mezclado y veáis que sale así espumita.

5.-Y ahora vamos con el ingrediente principal de esta tarta: añadimos los 112 g. aproximadamente de queso de cabra troceado y sin corteza , ya que con ella nos quedaría una tarta de sabor muy fuerte y sin la corteza nos va a quedar una tarta más suave sin perder ese sabor tan característico del queso de cabra. Y ahora lo batimos bien hasta que quede totalmente integrado en la crema.

6.-Incorporamos a la mezcla 200 g. de leche condensada, rebañamos bien y volvemos a batir.

7.-Como la leche condensada va a endulzar la tarta, antes de ponerle el azúcar, probáis la crema y si os gusta más dulce como a mi, añadís el azúcar a vuestro gusto, para que os hagáis una idea, yo le echo 60 g. de azúcar. Batimos y mezclamos hasta que queden integrados todos los ingredientes.

8.-Ponemos a precalentar el horno a 165 º, 10 minutos antes con calor arriba y abajo. Mientras humedecemos un molde desmontable, éste es de 15 cm de diámetro

Los tiempos de horneado cambian en función de la superficie y la altura que ocupa la masa. Con lo que si lo hacéis en otro molde posiblemente el tiempo que tiene que estar en el horno sea distinto.

Lo forramos de papel vegetal o de horno al que también le echamos un poco de agua para que se adhiera mejor a la la base y a las paredes y no importa que queden arrugas porque eso le va a dar un toque más artesano.

Yo le suelo poner 2 capas dejando que sobresalga unos centímetros de papel por los bordes del molde.

9.-Echamos la crema y lo horneamos a 165 º C , con calor arriba y abajo, durante 60 minutos aproximadamente, y otros 15 minutos subiendo la temperatura del hono a 200 ºC con papel de aluminio por encima para que no se queme. Cuando esté dorada por arriba, la sacamos, la dejamos enfríar sobre una rejilla.

SUGERENCIA

Para mi el punto de esta tarta es que tiemble, que no esté del todo cuajada y quede cremosa por dentro.

Si os gusta muy echa, la horneáis más tiempo,   la pincháis con un palillo y estará lista cuando salga limpio.

Cuanto más fría se va quedando, más se va cuajando.

La desmoldamos, retiramos el papel con mucho cuidado para que no se rompa o se queden trozos pegados a él.

A temperatura ambiente me gusta, Pero gana más en sabor al día siguiente, está mucho más rica después de que ha pasado varias horas en el frigo.

Espero que si la hacéis os guste tanto como a mi.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas