191-30-rosquillas-de-san-blas-1080x1350

Hoy te traigo este dulce tradicional típico de estas fechas, las Rosquillas de San Blas.

Son unas rosquillas hechas al horno con un toque de anís. Y como su masa tiene poco azúcar, para endulzarlas se les añade un baño con clara de huevo y azúcar que es lo que caracteriza a estas rosquillas.

Ésta es la receta original adaptada de Eva Arguiñano, sin levadura aunque hay recetas que la incorporan y otras que sustituyen el aceite por manteca o mantequilla.

Un detalle que no van fritas y tienen muy poca grasa.

Quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro y con el glaseado que tienen por encima es un bocado celestial con aroma a anís, tan característico de las Rosquillas de San Blas.

Así que si te gustan los dulces, quédate a ver la receta, vas a ver lo fáciles que son.

Espero que te gusten!!!

La festividad de San Blas se celebra el 3 de Febrero en la Iglesias de Occidente y por lo visto el 11 de Febrero en las de Oriente.

Muchas Felicidades a los que os llamáis Blas y principalmente a aquel que junto a Epi me hizo reír tanto cuando era pequeña.

191-31-rosquillas-de-san-blas-1080x1350

RECETA DE ROSQUILLAS DE SAN BLAS

INGREDIENTES

-3 huevos de gallinas camperas

-62 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

-10 ml. de anís (1 cucharada) al gusto

-20 g. de azúcar (1 cucharada)

-300 g. aprox. de harina de repostería

Para el glaseado de las rosquillas:

-1 clara de huevo

-100 g. de azúcar glas

-Un chorrito de anís al gusto

-Una pizca de sal gruesa

-Unas gotas de limón

Para el glaseado dejar el huevo a temperatura ambiente. El recipiente donde se va a batir y la batidora deben estar perfectamente limpios y secos. Y monta mejor con una pizca de sal gruesa y unas gotitas de limón.

A continuación explico cómo hacer estar Rosquillas de San Blas con unas varillas de mano pero si tienes, puedes utilizar unas eléctricas. Y si además tienes amasadora evidentemente utilízala, pero verás que como lo explico también la puedes amasar a mano porque es fácil.

ELABORACIÓN

Para que véias lo fáciles que son, la masa la vamos a elaborar con unas varillas de mano pero también podéis utilizar unas eléctricas.

1.-En un recipiente echamos los 3 huevos, yo utilizo huevos de gallinas felices. Batimos hasta espumarlos.

2.-Añadimos 62 ml. de aceite de oliva virgen extra y batimos.

Según vayamos echando un nuevo ingrediente, lo batimos para que se vaya integrando con el anterior.

3.-Añadimos unos 10 ml de anís, y batimos. El toque de anís es al gusto teniendo en cuenta que le vamos a añadir otro toque en el glaseado de las rosquillas

4.-Echamos 20 gramos de azúcar que es aproximadamente 1 cucharada sopera y batimos hasta que quede todo bien mezclado antes de incorporar la harina.

5.-Añadimos 300 g. de harina de repostería que la vamos a ir integrando poco a poco. La cantidad de harina es un poco aproximada, cuando esté echa la masa veremos si necesitamos incorporarle algo más.

Seguimos batiendo con las varillas hasta que la masa esté demasiado espesa, entonces cambiamos a una espátula de repostería. Primero amasamos dentro del bol y después con la mano.

6.-Cuando se despegue de las paredes del bol, enharinamos la mesa de trabajo, pasamos la masa, la plegamos sobre si misma y amasamos, Vamos añadiendo un poco más harina según la vaya necesitando. y amasamos hasta que quede una masa homogénea.

Aunque no lleve levadura, me suele gustar dejarla reposar unos 5 minutos tapada para que se asiente y después seguir amasando. Si tenéis amasadora evidentemente utilizarla, yo la tengo pero quería que viérais que se puede hacer a mano.

7.-Una vez formada la masa, Cuando ya está lisa y homogénea, la estiramos y la dividimos en partes iguales, para hacerlo a ojo y sin peso, cortamos la mitad, despue´s la mitad de cada mitad y así hasta hacer 16 trozos.

8.-Engrasamos la tabla o la mesa donde vayamos a trabajar con un poco de aceite. Cogemos cada porción de masa, la estiramos haciendo tiras largas y finas, las cerramos haciendo un nudo o uniéndolas por los extremos y las vamos colocando en la bandeja del horno forrada con papel de hornear

9.-Con el horno precalentado 10 minutos antes, las horneamos a 165ºC con calor arriba y abajo aproximadamente 25 minutos.

10.-Las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras vamos a hacer la elaboración del glaseado

11.-En un bol limpio y seco añadimos la clara de huevo. Podemos romper el huevo y con una cuchara separar la yema con cuidado para que no se rompa). Echamos una pizca de sal gordita y unas gotas de limón.

12.-Con unas varillas de mano o con una batidora con el utensilio de las varillas, empezamos a batir la clara hasta espumarla, entonces vamos incorporando el azúcar glas poco a poco sin parar de batir. Echamos un poco de anís para darle ese toque de sabor al glaseado y seguimos batiendo hasta que se haga un merengue espeso pero que no llegue a hacer picos.

Es importante que estén frías para bañarlas en el glaseado porque si no absorben la humedad y se reblandecen.

13.-Cogemos cada rosquilla con unas pinzas, la volteamos y vamos untando la mitad en el baño. Las dejamos secar sobre una rejilla. También se pueden secar en el horno a temperatura muy baja: unos 50ºC de 30 a 60 min.

SUGERENCIA

Las rosquillas se pueden decorar con unas hierbas aromáticas, y acompañar de moras, frambuesas y arándanos que le dan un punto de frescor y color a este dulce.

191-33-rosquillas-de-san-blas-1080x1350

 

Sobre El Autor

Avatar de Comando Cocina

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.